Muanga Puakatiki

0
242

El viaje Isla de Pascua no sería el mismo si pasamos por alto la hermosa vista que nos concede la visita a Muanga Puakatiki. En general, podríamos decir sin temor a equivocarnos que toda la isla puede llenar las expectativas de cualquiera de los viajeros, ya que estamos hablando de una de las más poco conocidas isla de la Polinesia, pero como tal, es por tanto uno de los sitios más singulares y hermosos que jamás hayan podido ver nuestros ojos.

Esta excursión tiene como finalidad el recorrer los vestigios culturales de una civilización remota de la cual no tenemos demasiados datos. Dirigiéndonos a la zona este de la isla hallaremos otro volcán, el Poike, el de mayor antigüedad de la Isla de Pascua. Desde la cima de este volcán tenemos una vista contemplatoria de toda la Isla de Pascua y de los volcanes que en ella se encuentran, pudiendo apreciar toda la belleza que rodea este lugar. Mientras subes este volcán vas a hallar restos arqueológicos de vital importancia para comprender parte del comportamiento de la cultura Rapa Nui.

El paseo a Muanga Puakatiki, consta de un desplazamiento hasta el este de 30 minutos y de la subida al volcán, teniendo en cuenta que no existen senderos ni caminos, y que la caminata es de 7 km con lo que puede tomar un tiempo aproximado, de tres horas y media.

Una vez hayas llegado a Muanga Puakatiki, no querrás irte de allí… pero la Isla de Pascua ofrece muchísima variedad al turista para poder disfrutar de cada uno de los placeres que la misma nos brinda. Gastronomía, cultura, tradición, misterio y muchas cosas más prometen ser parte de la isla y de la historia que nosotros queramos vivir en Rapa Nui.

Los hoteles de la Isla de Pascua nos pueden ofrecer todo tipo de eventos
y diversidad, así como excursiones por los lugares más significativos y simbólicos de la Isla de Carlos lll, como llamaron los españoles a la isla cuando hicieron una de sus expediciones, la cual acabó generando la cartografía y los mapas en los que se basaron el resto de expedicionarios.

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario...

Dejar respuesta