Hotu Matu’a y los siete exploradores

0
204

Hoto Matu’a y los siete exploradores es una leyenda tradicional de la Isla de Pascuas, por preferencia. Para empezar comencemos por contar que Hotu Matu’a fue el primer rey (ariki, nombre ancestral) de Rapa Nui, alrededor del siglo IV de nuestra era.

hotu matua

Cuenta la leyenda que en un hermoso continente llamado Hiva habitaba el rey Hotu Matu’a. Una noche recibe un mensaje mediante sus sueños que le decía que las tierras de Hiva serían hundidas y que necesitaría llevar a su gente hacía otros lugares. Luego de tener este sueño el ariki consultó a un sabio y gracias a su consejo envió a siete exploradores en dirección del este (sol naciente) en busca de una tierra donde poder vivir y sembrar su base de alimentación conocida como “ñame”.

Habiendo transcurrido varios días de navegación los enviados por Hotu Matu’a llegan a una isla que les parece la más apropiada para vivir, con una tierra fértil que propiciaría y aseguraría su base de alimentación. Es isla era muy pequeña y estaba deshabitada.

Al salir de viaje los sietes exploradores llevaban no solamente levaban ñame sino que también llevaban consigo un collar de madreperlas y un moai. Al emprender el regreso, solo volvieron seis de los exploradores dejando a uno en la nueva tierra con los tres objetos.

Varios meses después, llega a la nueva isla el Rey Hotu Matu’a en dos grandes barcos, acompañado por 100 personas y algunos familiares como su mujer (Vakai a Heva), y su hermana (Ava Rei Pu’a), y bautiza a la isla con el nombre “Te pito o te Henua” lo que nosotros entenderíamos como “ombligo del mundo” o “ombligo de la tierra”. Asimismo al llegar este a la isla se encuentra que el explorador que había quedado le dice que la tierra no es demasiado buena ya que en ella crece mucha maleza, lo que el ariki termina por responder que no importa ya que en sus antiguas tierras también crecía mucha maleza.

No obstante el rey decidió desembarcar y quedarse en la isla, y fijar allí su nueva residencia, donde un tiempo después divide la tierra entre él y su hermana, respetando los antiguos ritos y bendiciones de la isla anterior.

Unos días antes de morir, el rey Hotu Matu’a divide la isla entregándole una parte a cada uno de sus hijos para que ellos posteriormente puedan crear y gobernar sus propias tribus.

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario...

Dejar respuesta