Ahu Altares de Piedra

0
242
Ahu Ature Huki, restaurados en 1954.
Ahu Ature Huki, restaurados en 1954.

Ahu Altares de Piedra

Los moais son el símbolo más representativo de la Isla de Pascua. Pero igualmente importante para la cultura de los rapanui, los primeros pobladores de la zona, fue la construcción de los ahu, o altares donde se celebraban todo tipo de ceremonias religiosas.

Los ahu consistían en plataformas ligeramente inclinadas, protegidas con paredes de piedras volcánicas y construidas siempre en las proximidades de la costa. Los fenómenos astronómicos como los solsticios, o incluso la puesta y la salida del sol determinaban en gran medida la orientación de los ahu.

La principal función de los ahu era la celebración de rituales religiosos, pero también albergar a los conocidos moais, símbolos del recuerdo a los ancestros: los ahu cuentan con unas aberturas construidas para encajar la base de las enormes estatuas. Aunque no todos se conservan en su forma original, la gran mayoría cuenta hoy día con la presencia de una o más de estas figuras, siempre de espaldas al mar. Uno de los principales misterios de los primitivos habitantes de la Isla de Pascua consiste en conocer cómo fueron capaces de trasladar las enormes estatuas desde su punto de construcción, en la ladera del volcán Rano Raraku, hasta su ubicación en su ahu correspondiente.

Se han contabilizado alrededor de 300 de estos ahus en la isla. El más importante por su extensión es Vinapú, un complejo que está formado por tres ahus (Vinapú I, Vinapú II y Vinapú III). Vinapú es el ahu más antiguo junto a Tahai. Al igual que Vinapú, Tahai, ubicado muy cerca de la capital, se compone de tres ahu: Kote Riku, Tahai y Vai Uri, y es el que presenta un mejor estado de conservación. Por el número de moais que contiene, el más extenso es el ahu Tongariki, con 15 de estas figuras perfectamente dispuestas.

Ahu Vinapu
Compartir
Artículo anteriorAna Kakenga
Artículo siguienteAhu Akahanga

¿Y tú qué opinas? Deja un comentario...

Dejar respuesta